Diferencia entre líder y jefe

Esta es la eterna pregunta que todo el mundo en la organización empresarial se hace, ¿cuál es la diferencia entre líder y jefe?. Dependiendo del punto de vista de cada uno la respuesta a esta pregunta pueden ser varias.

A lo largo de los años siempre se ha tenido una visión empresarial tradicional, en la que el organigrama impuesto se basaba en un equipo de trabajo y un jefe al frente de ellos. Bien, actualmente con una visión empresarial innovadora, la base sigue siendo la misma pero el papel del jefe pasa a tener otra perspectiva.

Ser jefe o Ser Líder

Vayamos por partes, antes de poder contestar a todas estas preguntas tenemos que saber qué es un líder y qué es un jefe.

Jefe

Atendiendo a la versión empresarial tradicional que lleva impuesta en las organizaciones desde hace mucho tiempo, un jefe es una persona con una autoridad impuesta encargada de dirigir a las personas que forman su equipo de trabajo, tomar decisiones y ejecutar acciones ejerciendo su poder para que el trabajo salga adelante.

Un jefe está centrado simplemente en el cumplimiento de los objetivos y en los tiempos que requiera el proyecto sin tener en cuenta el componente emocional dentro de un equipo de trabajo.

Como consecuencia, la imagen que nos viene a la cabeza cuando pensamos en un jefe es de una persona que exige, grita, trata mal a sus trabajadores y se lleva todo el mérito de lo que han realizado como equipo.

diferencia entre líder y jefe

Líder

No nos engañemos, el rol empresarial que desempeña un líder es el mismo que el de un jefe pero con diferencias significativas. Un líder es aquella persona que tiene un estilo de gestión distinto, aunque también es el encargado de que los proyectos salgan a delante en los tiempos requeridos y cumpliendo con los objetivos fijados.

El líder se encarga de la gestión de equipos de trabajo pero teniendo en cuenta con un componente emocional, es decir, suele tener una formación o conocimientos en inteligencia emocional.

Este factor permite dirigir y motivar a su equipo para tomar decisiones y ejecutar acciones en consecuencia.

diferencia entre líder y jefe

¿Cómo distinguir un jefe de un líder?

Para poder ser un líder y no un jefe necesitas conocer cuales son las características que los diferencian.

Características de un jefe

  • Un jefe considera que la información es poder, por lo que retener toda la información posible en su persona le dará las herramientas necesarias para cumplir sus objetivo. Si su equipo de trabajo no conoce toda la información el jefe evitará que éstos puedan superarlo.
  • Un jefe no considera al personal de su equipo de trabajo como compañeros sino que los considera como subordinados, unas herramientas con las que conseguir sus objetivos dentro de la organización.
  • No se desvía de los estándares conocidos y siempre realiza las mismas acciones para resolver los problemas que se le plantean. Esto es peligroso ya que las organizaciones evolucionan y tienen que irse adaptando a las nuevas tecnologías.
  • Un jefe consigue lo que se propone a través del miedo y de la imposición.

Características de un líder

  • Un líder comparte conocimiento ya que considera que la suma de un todo es mejor que la individualidad. Por esta razón exponer los datos a su equipo de trabajo le aportará diferentes puntos de vista con los que cumplir sus objetivos.
  • Para un líder su equipo de trabajo son compañeros, seguidores y no herramientas que puede utilizar.
  • Un líder está al día de los cambios y los promueve dentro de su equipo ya que no tiene miedo de implementar cambios.
  • Un líder genera y se gana confianza, de esta manera se abre unas vías de comunicación un ambiente de trabajo óptimo para trabajar.
  • Por último un líder busca construir apoyándose en el talento, conocimiento y experiencia de las personas.

Conociendo estas diferencias entre líder y jefe, podrás conocer qué tipo de directivo es la persona que dirige el equipo de trabajo en el que te encuentras.

Puede que te interese: “Principales habilidades para el liderazgo de equipos

Un líder, ¿nace o se hace?

Hemos estado hablando a lo largo del post desde el punto de vista del trabajador, ahora vamos a darle un giro de 180º y pongámonos en la piel del jefe/líder.

¿Un líder, nace o se hacer?, parece una pregunta fácil pero contestarla resulta algo complicado, no llega al nivel de “¿qué fue antes el huevo o la gallina?” pero casi. Convertirte en una persona que se pone al frente de un equipo de trabajo ya de primeras es complicado, porque tienes que tener una serie de competencias demostrables orientadas hacia la gestión y dirección de personal, como por ejemplo:

  • Capacidad de liderazgo, lo cuál no siempre te convierte en líder
  • Visión estratégica
  • Asertividad
  • Toma de decisiones

y la lista podría continuar. Hay una línea muy fina entre ser líder o jefe muy fácil de traspasar sobre todo si te tienes que enfrentar a los problemas que representa este tipo de cargos, estrés, horarios más amplios, mucha carga de trabajo, etc.

Desde nuestro punto de vista, como Escuela de Negocios que forma a futuros directivos, tenemos más que comprobado que un líder nace pero también se hace. Cualquier persona con una formación en un master en liderazgo y gestión de equipos puede llegar a ser un directivo muy competente, pero sabemos que con el paso del tiempo se convertirá en un “jefe” si no se le pone remedio.

Cualquier persona con formación en liderazgo y gestión de personas será capaz de dirigir de manera eficiente a un equipo de personas y conseguir sus objetivos, el factor diferencial es el tipo de liderazgo y de directivo que quiera ser.

¿Se dejará llevar por el ego, estrés y factores externos?, o por el contrario, ¿decidirá apoyarse en su equipo, delegando trabajo y conocimientos y tendrá en cuenta ese factor emocional?.

La siguiente pregunta a responder es, y tú ¿cuál quieres ser, un líder o un jefe?.