Marketing Simbiótico

Muchos de nosotros hemos visto la película “Buscando a Nemo” y nos han encantado sus peripecias.

¿Por qué les hablo de Nemo? Porque Nemo es un pez payaso que tiene una relación simbiótica con una anémona. La anémona protege a Nemo y Nemo protege a la anémona. Ambos se benefician. Ahora se dice “win to win” que queda más fino.

La Simbiosis es una alternativa válida para numerosos organismos que buscan apropiarse de un nicho ecológico en el que poder crecer y reproducirse. En numerosos casos las empresas hacen lo mismo.

Simbiosis - marketing simbiótico
No debemos olvidar que las relaciones simbióticas benefician a las partes, pero se establecen para competir con otras asociaciones y otros organismos por los recursos de sistema.

Veamos un ejemplo de dos grandes empresas, Apple y Google, y su lucha por el “nicho” de mercado.

En el caso de Apple y su producto, App Store, tienda y desarrolladores se benefician. Apple por partida triple: en primer lugar potencia el uso de sus terminales; en segundo lugar se beneficia del trabajo de miles de desarrolladores que utilizan pagando su software; y en tercer lugar por la comisión que cobra por cada venta realizada en su tienda. Por su parte, los desarrolladores se benefician porque disponen de una tienda que concentra gran parte de la demanda de este tipo de productos.

Google, crea Play Store. Al llegar mas tarde al nicho, tiene por fuerza que establecer relaciones simbióticas de una forma diferente. Ofrece menos visibilidad a sus compañeros de viaje, los desarrolladores, pero les hace la vida más fácil, software libre y gratuito, apostando por ir alcanzando poco a poco el liderazgo para quedarse con la mayor parte del pastel.

¿Quién ganará? Aquél que favorezca unas relaciones en que ganen todos los participantes, no sólo el líder, y ganarán en detrimento de una u otra asociación con las que compita.

La moraleja del post: en la actualidad no se pelea ya como Quijotes, donde el “no huyáis, cobardes y viles criaturas que un solo caballero es el que os acomete”, quedará para la nostalgia. La creación de redes y alianzas son la base del crecimiento, conceptos como el de marketing de afiliación marcarán en muchos casos la diferencia.

Elige bien tu grupo de simbiontes y a prosperar en el mercado.

Luis Jaime Gilsanz Llorente
Máster en Dirección Comercial y Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *