Categoría: Máster en Liderazgo y Gestión de Equipos

Productividad Personal

Productividad personalSi no te sabes gestionar no puedes gestionar tu trabajo a nivel personal ni en relación con tus colaboradores. Esta es una máxima que resulta evidente cuando queremos profundizar en la mejora de la productividad personal.

El éxito de los resultados de eficacia personal, tanto a nivel profesional o como personal, parten en gran medida de la propia persona: de su actitud personal, de su capacidad de autorregulación, de sus habilidades de interacción con las otras personas con las que interactúa y, cómo no, de cómo te organizas y gestionas los recursos.

Esta materia, en el marco del Master de Liderazgo y Gestión de Equipos, tiene como objetivo ayudar al participante a mejorar efectividad personal y obtener altos niveles de rendimiento.

Para ello, en el taller se trabajará desde una doble perspectiva:

  • Personal: ligada a reconocer y desplegar las necesarias actitudes intrapersonales y interpersonales. Aquí serán muchos los temas a trabajar: la iniciativa y la proactividad, la flexibilidad, la autoconfianza, la perseverancia, la procrastinación, la empatía, la asertividad…
  • Operativa: ligada al conocimiento y uso de herramientas sobre escenarios reales gestión de personas. Aquí se trabajarán en múltiples herramientas (análisis de prioridades, definición de objetivos, planificación, organización, seguimiento…) aplicadas a diferentes situaciones reales (establecer objetivos, asignar tareas, delegar, supervisar, corregir desviaciones…)

Con un enfoque eminentemente práctico que pase por reflexionar sobre sobre mis actitudes, mis habilidades y mis practicas organizativo-operativas y como afectan a mi productividad de dará conocer y se pondrá en un modelo para mejorar nuestra efectividad, gestionar mejor nuestro tiempo y orientarnos a resultados, tanto desde el punto de vista técnico como de habilidades.

El modelo a trabajar se sustenta en cuatro pilares:

  • Autoconocimiento. ¿Conozco mi actitud y motivaciones frente a una mayor exigencia personal de control de mi vida personal y profesional, mis puntos fuertes y mis barreras internas y en relación con los demás?
  • Gestión de Prioridades. ¿Desarrollo mi capacidad para priorizar actividades, optimizando el tiempo empleado y persiguiendo la consecución de objetivos de rentabilidad y eficacia en todos los aspectos necesarios?
  • Modificación de Hábitos. ¿Entreno los conceptos aprendidos, llevándolos al día a día? ¿Simulo con mi agenda?
  • Manejo del tiempo. ¿Aplico eficazmente criterios y herramientas para la organización y gestión del tiempo?

 

Clausura de la IV promoción del Master de Liderazgo y Gestión de Equipos

El pasado viernes celebramos la Gala de Clausura del Master de Liderazgo y Gestión de Equipos, que ha contado con una estupenda promoción de graduados.

El acto contó con la presencia del Director de la Cámara de Comercio D. Roberto García Marcos y con la Coordinadora de la Escuela de Negocios Dª Sandra Avendaño Sánchez,  que tras el agradecimiento y bienvenida entregaron los diplomas a todos los alumnos de la promoción, así como los dos merecidos premios:

  • MENCIÓN ESPECIAL MASTER EN LIDERAZGO Y GESTIÓN DE EQUIPOS 2015: al mejor proyecto del Master por la mejora individual, el desarrollo de su equipo y los beneficios aportados a la organización evidenciados en su proyecto a: Carlos Alberto de la Fuente Palacios de Industrias Maxi.
  • PREMIO SANTOS VILLANUEVA DE LIDERAZGO 2015: premio elegido por los propios compañeros de promoción, que recibió Teresa Cetulio Lorenzo de Madison.
Clausura IV promoción alumnos
IV promoción de graduados del Master de Liderazgo y Gestión de Equipos

Después del acto nos pudimos relajar todos, sobre todo los graduados y galardonados, disfrutando de un vino español como recompensa al gran esfuerzo que han hecho los alumnos. Se aprovechó la ocasión para brindar, dando la bienvenida a la nueva promoción del Master que comenzó ese mismo viernes.

MASTER EN LIDERAZGO Y GESTIÓN DE EQUIPOS 2016

Hace 3 años, por estas fechas, un amigo me llamó para pedirme un pequeño favor. Félix, tengo una amiga que trabaja en Murcia, que pasa las navidades en Valladolid y que le gustaría hablar contigo de Liderazgo y cosas de esas a las que te dedicas tú, para ver si puedes echarle una mano con un problemilla que tiene.

Días después quedamos en un céntrico bar de Valladolid y ella me contó su “problema”. Un problema muy común a muchas personas que acceden a puestos de responsabilidad y que ella explicitó mejor de lo que nadie lo había hecho hasta entonces conmigo. Me dijo:
Mira, yo estudié hace 15 enfermería y desde entonces he ejercido de enfermera. He atendido pacientes, puesto vías, dado y controlado medicamentos, curado heridas, cambiado vendajes,… cosas para las cuales me formé durante 3 años en la carrera y que he ido mejorando en mi día a día. Hace 3 meses me han hecho supervisora de enfermería y… ¡me han cambiado de trabajo! Ahora organizo turnos, reparto vacaciones, gestiono equipos de personas, superviso el dispensario, resuelvo conflictos,… ¡y nadie me ha formado para ello! Todo lo que hasta ahora sabía y hacía sirve para poco y todo es muy nuevo y complejo para mí y estoy realmente perdida. Tiro de intuición y trato de hacerlo lo mejor posible, pero no sé si lo hago bien.

Esto que me contó aquella amiga de mi amigo, aquella tarde de vacaciones navideñas, es lo mismo que le pasa a muchísimas personas que ascienden en las organizaciones a base de su buen quehacer técnico. Son personas que sobresalen técnicamente, haciendo mejor que otros aquello para lo que fueron formados y preparados (en la carrera, en el propia en empresa,…) y que su paso natural es ascender y ocuparse de gestionar un equipo de trabajo, un equipo de personas. Y claro, para la mayoría de ellos, esto es un tremendo reto para el que no están preparados, pues nadie les preparó para ello.

En el Master en Liderazgo y Gestión de equipos, desarrollamos a esas personas- con grandes actitudes y magníficas intenciones pero sin preparación previa para ello- que un día afrontaron el desafío de liderar personas y gestionar equipos (o que está próximo dicho desafío), para que puedan ejercer con éxito una de las tareas más importantes y a la vez más difíciles a las que alguien puede enfrentarse en su carrera laboral, sacar lo mejor de los demás para que su organización crezca y obtenga los resultados esperados.

Comentarios como “el mejor proyecto de mi vida”, “tiempo ganado al tiempo”, “el año en el que más he crecido personal y profesionalmente”, “he dado la vuelta a mi manera de trabajar y gestionar personas como a un calcetín”, “jamás me creí capaz de hacer algunas cosas”, “soy otra persona”,… son algunos de los muchos con los que alumnos de otras ediciones del Master en Liderazgo resumieron su paso por el mismo.
Si trabajas, tienes un equipo bajo tu responsabilidad o estás próximo a tenerlo, te sientes como la amiga de mi amigo sin saber qué hacer en muchas ocasiones y aprendiendo de continuos errores y quieres dar un gran salto cualitativo en el terreno profesional (y personal) te esperamos con los brazos abiertos para ayudarte a crecer.

Quien sabe, puede que un año después añadiré tu frase sobre la experiencia a nuevo post.

Decálogo para eludir las “Visitas inoportunas”

visitas inoportunas

El mayor asesino de nuestro tiempo

Cuantas veces nos encontramos trabajando concentrados en cualquiera de nuestros proyectos, cuando de repente irrumpe alguien por la puerta con un “¡hola! ¿Cómo estás? Pasaba por aquí y vine a saludarte.”

Existen ladrones del tiempo, que nos distraen y apartan de nuestras metas. Pero uno de ellos más que robarlo, llega a asesinar: las visitas inoportunas.

¿Qué podemos hacer para evitar que nos afecten? He aquí algunos consejos.

  1. Cierra la puerta cuando deseas no ser interrumpido. Es sencillo y eficaz. Si las personas ven que tienes la puerta cerrada, se reduce la probabilidad de que la abran.
  2. Establece una “hora tranquila” de trabajo, que todos conozcan, en la que te sumerges en los proyectos más importantes. Eso sí, debes estar disponible por si hay un asunto “bomba” que exige resolverlo por su urgencia, pero sobre todo por su importancia.
  3. Establece reuniones fijas para tratar temas con su equipo, y así evitar las interrupciones. Lo recomendable es que sean a primera hora de la mañana y/o a última hora de la tarde.
  4. Cuando venga un empleado o compañero, pídele que acumule varios temas a la vez, de tal modo que sólo será una interrupción.
  5. Uno de los motivos más habituales son las interrupciones para ponerte al día de cómo va un proyecto. Confía en ellos y dales más autonomía en los asuntos delegados.
  6. Mueve tu escritorio de modo que no nos quede de frente a la entrada. Así cuando pasen no te verán y no tendrán la tentación de interrumpir.
  7. Si aún así ves que van a entrar, sal fuera de tu despacho e intercepta a la gente fuera del mismo. Así controlarás el tiempo y no tendrás que echarlo de tu despacho
  8. Si alguien asoma la cabeza por el despacho diciendo “tienes un minuto”, dile amablemente: “no”. Sugiérele otro momento que te venga mejor.
  9. Pon un límite a la visita. Dile educadamente que dispones de pocos minutos- excusándote por tener que hacerlo.
  10. Siempre hay una estrategia, aunque éticamente poco correcta, que consiste en decirle a tu secretaria que si ven que hay un “pelmazo”, que interrumpan con cualquier excusa: que ya empieza la reunión, o que tienes una llamada.

Queda un último consejo: ir tú al despacho de quien prevés que te va a visitar. Si te van a robar lo más preciado, que es tu tiempo, al menos elige tú el momento.

¿Por qué debes realizar el Máster en Liderazgo y Gestión de equipos?

Félix Sanz Rodriguez Master en LiderazgoFélix Sanz Rodriguez, director del Master en Liderazgo y Gestión de Equipos, es el encargado en esta ocasión de desvelarnos los puntos fuertes de realizar este master en la Escuela de Negocios de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Valladolid.

 

¿Tres razones para hacer el master?

Félix nos dice que:

Existen 3 razones principales para realizar el Master en Liderazgo y Gestión de Equipos:

    1. Si quieres ser cada día mejor, personal y profesionalmente.
    2. Si tienes un equipo bajo tu responsabilidad y deseas ayudarle a crecer.
    3. Y si te gustaría disfrutar ese proceso de desarrollo.

Entonces no lo dudes, haz el Master en Liderazgo y Gestión de Equipos.

¿Qué valor aporta respecto a otros masters similares?

Según Félix:

No existe un master similar en Valladolid.

  • Los alumnos se desarrollan en un clima colaborativo y de confianza con el resto de compañeros.
  • El Master en liderazgo y gestión de equipos es un punto de encuentro entre los objetivos de las empresas y el desarrollo de sus responsables de personas.
  • Para ello, desde la dirección del Master hacemos un seguimiento individualizado y cercano a los participantes y tenemos comunicación directa y continua con las empresas.
  • Nuestro compromiso con la mejora de nuestros alumnos y de sus organizaciones no termina al finalizar el Master. De hecho los alumnos tienen de manera gratuita y para siempre, dos jornadas formativas de reciclaje al año.

¿Cómo beneficiará al alumno en su carrera profesional?

Félix piensa que:

Los beneficios son múltiples. Los más importante son: Cada alumno tomará consciencia de su potencial como líder y de sus áreas de mejora, para así potenciar aún más las primeras y trabajar a través del Master las segundas.

De esta manera, cada alumno se beneficiará de manera diferente de su año con nosotros, pues cada persona somos un mundo y cada uno experimenta un desarrollo distinto a los demás.

¿Tienes dudas? No dejes pasar tu oportunidad de realizar el Master en Liderazgo y Gestión de Equipos y Solicita Información

¿Cómo encajar y potenciar el talento individual dentro del Equipo?

¿Sabrías señalar tus fortalezas o talentos? ¿Sabes diferenciarlos en los demás y valorarlos? ¿Eres consciente de las debilidades inherentes a tus fortalezas? ¿Por qué con algunas personas tiendes a congeniar mejor que con otras? ¿Te has preguntado alguna vez porque algunos equipos parecen funcionar bien y otros fracasan estrepitosamente?

Esta última pregunta se la hizo hace más de 40 años el Dr. Meredith Belbin y su equipo. Por este motivo realizaron una investigación durante casi 10 años en Henley Management College durante la que observaron múltiples equipos con el fin de descubrir el motivo de estas diferencias. El objetivo era controlar las dinámicas de funcionamiento de los equipos para descubrir si, y cómo, los problemas que derivan del trabajo en Equipo se podían predecir y evitar.

A medida que la investigación avanzaba, la misma relevaba que la diferencia entre el éxito y el fracaso de los equipos no dependía de factores como el intelecto, sino del comportamiento. El equipo de investigación comenzó a identificar diferentes patrones de comportamiento, cada uno de los cuales constituía una contribución distintiva o “Rol de Equipo”. Descubrieron un total de nueve Roles que están presentes en todas las personas aunque con una intensidad diferente lo que precisamente marca la diferencia en las mejores aportaciones de cada miembro del Equipo. La conclusión de la investigación situó la clave del buen funcionamiento de los Equipos en la diversidad de Roles.

Cita Albert Einstein - talento individual

Un buen conocimiento de uno mismo es una información clave que puede marcar la diferencia en el desarrollo de cualquier persona. Cuando desarrollamos tareas en las cuales nos sentimos satisfechos conseguimos mejores resultados y esto a su vez repercute en el equipo de manera positiva. Sin embargo, en ocasiones no es tan fácil conocerse a uno mismo…

¿Eres de los que tiene ideas brillantes? ¿Te encanta negociar y establecer contactos en el exterior? ¿Necesitas planificar y ordenar las fases de un proyecto para pasar a la acción? ¿Tienes una especial habilidad para el detalle y la calidad? ¿Los retos cuánto más difíciles más te motivan? ¿Eres capaz de involucrar y hacer sentir bien a las personas?

La respuesta a esta y otras preguntas te hará ser consciente de tus fortalezas o Roles naturales y esto te ayudará a comprenderte y comprender mejor a las personas que te rodean. Lamentablemente no siempre se tiene en cuenta el talento de cada persona para establecer las tareas a realizar en el día a día.

Imagínate a una persona muy creativa, poco procedimental a la que le encanta innovar y probar cosas nuevas que pasa 6 de sus 8 horas laborales repasando informes que se tienen que ajustar a estándares ya establecidos y que no admiten innovación alguna. ¿Cómo será su día a día? ¿Será eficiente en su puesto? ¿Se sentirá satisfecho? ¿Crees que se está aprovechando su talento?

El ser conscientes de nuestros Roles naturales y los de los demás es el caldo de cultivo ideal para mejorar la comprensión y el aprovechamiento del talento dentro del Equipo.La Metodología Belbin propone desde el autoconocimiento, conocimiento mutuo (nosotros) y conocimiento de los demás (tú), poner en valor aquellos comportamientos en los que destacamos y hacer del talento individual el eje tractor del Equipo.

Y yo, ¿Cómo reacciono ante el cambio?

Nos pasamos la vida anhelando y temiendo los cambios. En el terreno profesional si todo es demasiado rutinario, nos aburrimos y sentimos ausencia de vitalidad y energía, esto es, de ¡motivación!, ahora bien, cuando se anuncia un cambio relevante en nuestra empresa (sobre todo en estos tiempos que corren) es fácil que se despierte el miedo, acompañado muchas veces de ansiedad, pereza, angustia, e incertidumbre entre otros estados emocionales.

Pero no siempre es así, y no en todas las personas, ya que un cambio puede despertar también ilusión, expectativas de mejora, de renovación, de oportunidad para crecer personal o profesionalmente, etc.

Quizá esta segunda percepción del cambio sea la menos frecuente, aunque sea más apetecible ¿no? La clave es: ¿sabemos por qué?, ¿dónde buscamos las causas: dentro o fuera de la organización, o en el interior de cada individuo?, ¿qué puedes hacer tú?, ¿dónde te sitúas en relación al cambio?, ¿cómo gestionas la incertidumbre?, ¿cómo se expresa y desarrolla el cambio en tu empresa?, ¿dónde pones tú el foco: en el cambio o en la resistencia al cambio? Y ¿tu departamento?

Miedo al cambio y quejasÉstas, son unas cuantas reflexiones para realizar tanto de forma individual como en equipo, en momentos de cambio dentro de la organización. ¿Para qué? Para ser conscientes tanto de lo que ocurre a nivel emocional dentro de nosotros como lo que ocurre a nivel funcional y emocional en la empresa y en nuestros equipos. Ser conscientes de todo ello nos ayuda, por un lado a poder elegir cómo responder ante la situación, esto permite reducir el volumen de conductas reactivas que tenemos fruto del torbellino emocional que se despierta con el cambio; y por otro lado, facilitar la reflexión individual y compartida nos ayudará a disponer de mayor información para buscar soluciones que den respuesta al mayor número de necesidades posibles.

Ahora bien, no basta con pararse a reflexionar y ya está, es hora de que las empresas y sobretodo las personas con cargos de responsabilidad dentro de ella, dediquen una parte de su tiempo y atención a prepararse mentalmente para responder de forma creativa, resolutiva y sin costes emocionales frente a los cambios, para que esas reflexiones sean productivas y ellos puedan ser agentes del cambio dentro de la empresa.

Se pueden aprender recursos de entrenamiento mental muy sencillos que sirven para mejorar la capacidad de adaptación al cambio, mejorar la gestión del miedo, y desarrollar un nivel óptimo de autoconfianza y confianza en el equipo, capacidades necesarias para hacer frente a los cambios. Algunos recursos de entrenamiento mental que sirven a esta finalidad son: visualización, mindfulness, gimnasia cerebral y autoinstrucciones positivas, entre otros.

En el siglo XXI, la velocidad a la que se mueve la información, el dinero, las ideas, etc. hace indispensable ser capaz de gestionar el cambio y la incertidumbre, no sólo para mantener el propio bienestar personal –cuestión fundamental-, sino también para facilitar el crecimiento y subsistencia de las organizaciones.

¿Cómo entrenar el desempeño profesional?

Muchos directivos y profesionales se preguntan cómo desarrollar a las personas en su organización. Existen retos relevantes que se deben enfrentar, que son de gran impacto y “tenemos el equipo que tenemos y da lo que da” me cuentan. Lo cierto es que éste es un desafío que enfrentan grandes compañías, pymes y profesionales. La respuesta no es fácil pero tampoco imposible. El desarrollo de las personas a través de una acción consciente del líder de equipo, es la mejor acción, la más directa y la que deja una huella duradera en las personas de la organización.

A continuación indicamos, a modo de pistas de acción, una sencilla hoja de ruta para todos aquellos comprometidos en el desarrollo de sus equipos.

10 Pistas para desarrollar el talento de mi equipo - desempeño profesional
Desarrollo del talento
  1. La necesidad de juego limpio: Clarifique expectativas sobre lo que espera de las personas, dígaselo claro, no espere a que con su ejemplo lo interpreten igual que ud. La gente quiere hacer un buen trabajo pero no son adivinos.
  2. Explique como hacerlo. Descubrir caminos dónde otros sólo “inspiran” una visión ayuda a hacer las cosas concretas y a que el trabajo salga adelante
  3. Anime a su gente a tomar riesgos: Nada nuevo se puede crear si no se prueban cosas nuevas.
  4. Refuerce el comportamiento esperado más que el resultado. Tranquilo, la práctica hace al maestro y aunque su equipo aún no sepa hacerlo bien, conviene generar la confianza. Probar y cometer errores es necesario para aprender.
  5. Refuerce de immediato el tipo de respuesta esperada, así aumentará su aparición y se consolidará en el tiempo.
  6. No castigue el error (a menos que sea siempre recurrente). El temor al castigo inhibe la generación de nuevas respuestas y la confianza necesaria.
  7. Pídale a las personas, lo que estas le puedan dar. No se puede pedir peras al olmo…
  8. Cuide la relación con su equipo: las personas somos mucho más que recursos, y las relaciones positivas con nuestros jefes y compañeros nos proveeen de gran energía.
  9. Haga participar: Aunque supone dedicar un tiempo extra, construir las metas con el equipo y hacerles partícipes genera mayor compromiso con la tarea.
  10. Transmita confianza:  La misión del líder(entrenador) es favorecer creatividad dentro de las habilidades naturales de las personas. Su misión, a través de su comportamiento, y de todo aquello que ha generado en la creación del juego limpio es  transmitir confianza para que las personas puedan y sientan deseos de alcanzar sus objetivos.
Adelante, no necesita ser coach para animarse a seguir estas pautas, ni un superprofesional del desarrollo personal, sólo necesita tener ganas de apoyar a su gente y empezar.
Todo empieza con un paso

Toni Pinies Perea
www.valorsipersones.com

Premio Santos Villanueva al mejor Liderazgo

El vicepresidente segundo de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Valladolid, Antonio Rodríguez García, clausurará hoy 17 de Enero, a las 20:00 horas en el Salón de Plenos de la Cámara, la graduación de la segunda promoción del Master de Liderazgo y Gestión de Equipos 2013 y dará la bienvenida a la tercera promoción del citado Master.

En el acto se hará entrega, además, del ‘I Premio Santos Villanueva al Mejor Liderazgo’. A la entrega del galardón asistirán el director general de la Cámara de Comercio de ValladolidRoberto García Marcos -, alumnos, docentes, directivos, responsables de Recursos Humanos de las empresas participantes y familiares y amigos de Santos Villanueva.

PREMIO SANTOS VILLANUEVA

Con el ‘I Premio Santos Villanueva al Mejor Liderazgo’, promovido por la dirección académica del master, los propios alumnos han elegido al compañero con mayor capacidad de liderazgo de la promoción.

IMPORTANCIA DE LA PERSONAS

El Máster nace con el objetivo de aumentar la competitividad y productividad de las empresas, de manera sostenible y duradera.

En la cadena de liderazgo de una corporación, posiblemente sean los responsables de los equipos –los mandos intermedios– el eslabón más importante, pues son los que facilitan que la Planificación Estratégica de la empresa, ideada por los directivos, se materialice en acciones por parte de las personas que componen los equipos y se alcancen los objetivos planeados. Sin ellos, las ideas no se plasman en acciones. Y sin ellos bien preparados, muchas veces las acciones ejecutadas no se parecen lo que debieran a las ideas prefijadas.

Muchas veces, estas personas, responsables de equipos, tienen unas competencias técnicas extraordinarias sobre las tareas que los miembros de sus equipos desempeñan, pero déficits en competencias transversales fundamentales para gestionar dichos colectivos y que así muestren su mejor desempeño.

La orientación con que se ha diseñado este Máster en Liderazgo y Gestión de Equipos es precisamente la mejora de esas competencias que conviertan a un “jefe de equipo” en el “líder del equipo”.

Fecha: 17 de enero de 2014
Hora: 20:00 horas.
Lugar: Salón de Plenos (Cámara Oficial de Comercio e Industria. Avda. Ramón Pradera, 5. Planta 3)

Ver mapa más grande

Visita del Master en Liderazgo y Gestión de Equipos al Gran Circo Holiday

Los alumnos del Master en Liderazgo y Gestión de Equipos visitaron las instalaciones y gestión del Gran Circo Holiday. Justo antes de la sesión, los responsables del Gran Circo Holiday explicaron a los alumnos del Master en Liderazgo y Gestión de Equipos la importancia de trabajar en equipo, “pues si se hunde el barco, se hunden todos con él, todos los miembros del equipo saben que es necesario arrimar el hombro para sacar el proyecto adelante”; y de potenciar el sentido de pertenencia dentro de cada compañía, ya que “cuando empieza la función, todos son compañeros“.

La visita permitió a los alumnos del master conocer como se comporta un equipo de trabajo unido en un entorno multidisciplinar. Las opiniones de los alumnos durante la visita se recogen en un artículo publicado por la revista Castilla y León Económica en su número de noviembre.

Alumnos del Master en Liderazgo y Gestión de Equipos en el Gran Circo HolidayJosé Ignacio Roldán, de la Fundación Grupo Siro indica que “El circo es un claro ejemplo de trabajo en equipo y buena gestión, más aún cuando son nómadas y no tienen una ubicación fija. Esta actividad nos ha ayudado a saber más sobre la filosofía de la empresa que desarrollan, donde tienen un papel protagonista la motivación y el sentido de pertenencia“. Por su parte, Oscar Vaquero de Madison comenta que “estas iniciativas son bastante productivas, pues pudimos ver in situ una forma muy particular de trabajo en equipo, en el que la convivencia se lleva al lí mite. Nuestra empresa también organiza eventos en los que todos echan una mano“. En su opinión una de las claves de la buena marcha del negocio es la excelente relación entre todos, “atajando los problemas cuando los hay, resolviendo rencillas y teniendo motivadas a las plantillas. No vale el esfuerzo individual, sino el colectivo“.

Las visitas a equipos de alto rendimiento se encuentran dentro de las actividades complementarias de este master como ya nos contó su director Félix Alberto Sanz en las razones por las que estudiar el Master en Liderazgo y Gestión de Equipos. La siguiente edición comienza en Enero ¿Tienes ya tu plaza?