Saludo del presidente

FORMACIÓN Y FUTURO: Dos caras de la misma moneda

El futuro siempre está ahí, permanente, como el hilo conductor de nuestras vidas Pero la clave está en que sea bueno o malo, en que nos haga sentir realizados como personas o fracasados. Todo depende de cómo lo afrontemos. Es cierto que el azar manda mucho sobre nuestras vidas, pero hay una parte que depende de nosotros mismos: de nuestra voluntad, de nuestra ilusión, de nuestro esfuerzo, de nuestro trabajo. Es ahí donde se genera la bifurcación del camino, es decir, donde nuestra vidas encuentran sentido realización, o, en cambio, terminan en fracaso.Victor-Caramanzana

Por eso el lema de este año de la Escuela de Negocios de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Valladolid es “Activa tu futuro”, porque la voluntad de cada uno es determinante siempre. Se dice que la voluntad es la gran potencia del alma, y creo que es verdad. Incluso diré más: la voluntad es el tractor de nuestra existencia, lo que nos impulsa, lo que nos hace andar. Uno puede tener mucho talentos, pero necesita de la voluntad para ponerlo al servicio de un objetivo, de un futuro.

Esa es la mirada que siempre ha tenido nuestra Escuela de Negocios: mirar al día de mañana, ganar el porvenir, asumir que siempre somos lo que seremos. Nuestra cabeza, y nuestro corazón, siempre nos impulsan al mañana, porque el tiempo, que es inexorable, gana cada centésima de segundo el futuro. Nosotros tenemos que seguir al tiempo, llenarlo de contenido. Y ninguno mejor que la formación, porque en el saber, en el conocimiento, en la sabiduría está el éxito.

Este curso cumple 25 años la Escuela de Negocios, 25 años de ilusión, de entrega, de trabajo para dar a nuestros alumnos las enseñanzas propias que necesitan para ganar ese futuro con garantías. No es cierto eso de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Eso es un concepto romántico, alejado de la realidad. La evolución, el progreso, el desarrollo, han venido a través del tiempo, y para eso ha tenido que haber hombres y mujeres que trabajaran por el futuro. Somos consecuencia del pasado, pero envueltos en lo que anhelamos ser. Todas las generaciones se benefician de los logros de las pasadas, y así en una cadena interminable. Eso es posible porque todas las generaciones miran hacia delante, hacia el futuro. Por eso en buena parte el futuro está en nuestras manos.

Los tiempos verbales ya lo dicen todo: pasado, presente y futuro. En efecto, del pasado venimos, en el presente estamos, y el futuro lo tenemos que hacer. Debemos pensar siempre en eso: que las horas y los días se ganan si les metemos dentro conocimiento, formación. Es la manera de hacernos grandes, de la misma forma que hemos hecho sólida nuestra Escuela de Negocios, que es una realidad consolidada, toda una institución. Comenzó a impartir Marketing y Dirección Comercia, y después, numerosas materias más que han servido a nuestros alumnos para posicionarse en sus empresas o para encontrar empleo. Y es que sabemos que la formación es básica siempre, pero mucho, más en estos tempos tan competitivos. Las empresas, a su vez, necesitan cada día más de personal preparado, puesto al día, y eso se consigue con formación.

En definitiva: formación y futuro son dos cara de la misma moneda. Con eso ya sería bastante para convencernos de la necesidad de trabajar el conocimiento. Pero no viene de  más añadir un poco de humos, siempre necesario, y decir, como Woody Allen: “me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida”. Pues eso.

Víctor A. Caramanzana Rey

Presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Valladolid