Datos, vinos, mercados…

Es sabido que en un estudio de mercado o en una “tabla de preselección de mercados internacionales”, siempre se realiza el análisis desde un orden Macro-Micro, es decir, siempre partiendo desde lo general y avanzando hacia lo más particular. Bien, nada es más Micro que un usuario único visitando nuestra web.

Al igual que la métrica web de este mismo blog, sin ir más lejos, nos brindará (entre otros muchos datos) el ranking de artículos más leídos, de donde nosotros podremos posteriormente inferir que artículos o disciplinas suscitaron un mayor interés en los potenciales alumnos, la métrica de nuestra web nos brindará el ranking de vinos más visitados, fichas de cata más descargadas, precios más consultados… etc.

Datos vinos mercados

Con una buena analítica web dispondremos, tanto en series históricas como en tiempo real, de informes de aquellos productos que parecen recabar un mayor tráfico de nuestros potenciales compradores de vino. Administrando correctamente estos informes: aplicando segmentos avanzados, ordenando y filtrando contenido, podemos extraer una valiosísima información de mercados que difícilmente podríamos obtener a través de otras herramientas y que es un complemento perfecto para cualquier estudio de mercado. Tengamos en cuenta que los datos se pueden segmentar por mercados, nichos, idiomas, entre muchas otras variables, así como, comparar mercados con vinos: tipos de uva, D.O., segmento de precio.

Es necesario mencionar en este mismo artículo que, para la óptima interpretación de los datos, se hace imprescindible establecer dos consideraciones previas: en primer lugar, una distinción entre website corporativo, portal de venta online, perfil corporativo en red social y blog y, en segundo lugar, la necesidad de establecer una segmentación multinivel de usuarios. Distinguir, en definitiva, entre todos los tipos de público objetivo: importador, distribuidor, canal HORECA, consumidor particular, socio del club de vinos, seguidor de mi blog, de mi FB…

Todos los datos de la analítica web son inmediatamente registrados y, por tanto, son medibles y, siendo medibles, son mejorables. Esta es gran parte de la esencia de esta disciplina en la que se fundamentan el SEO y el SEM, la optimización continua. Aun así, independientemente de todo esto, en la analítica web hay una componente de investigación de mercados que debe ser tenida en cuenta e incorporada al marketing estratégico de la empresa y, probablemente, al plan de internacionalización (si lo hubiere).

Aunque centremos nuestros esfuerzos en el Link building, la obtención de tráfico cualificado, la consecución de objetivos de venta o comunicación, el desarrollo de aplicaciones o herramientas para dispositivos móviles, códigos QR., o cualquiera que sea nuestra estrategia de marketing digital, no debemos descuidar la información de mercado que nos aporta la analítica web sobre nuestros clientes y sus comportamientos en cada mercado.

El foco, por tanto, de la disciplina de la analítica web no debe estar tanto en los datos en sí, sino en cómo interpretarlos correctamente. En este caso se hace necesario un aprendizaje de sus principales herramientas para transformar la objetividad de los datos en un conocimiento más profundo de los visitantes y potenciales clientes. Hace poco leía en un artículo que la tecnología avanza tan rápido que los trabajos de las próximas generaciones aún no se han inventado. No es descabellado pensar que en un futuro (no muy lejano) un perfil profesional como el de un analista en MKT digital y estratégico sea imprescindible en cualquier bodega mediana de nuestro tejido industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *