Sharing the Experience: la principal razón para elegir un Master

Cuando uno se plantea hacer un nuevo Master, después de hacerse una y mil preguntas, intenta buscar respuestas en una variadísima oferta. Las razones para elegir una opción u otra pueden ser muy diversas: temario, reconocimiento del centro, precio, horarios, etc. Cuando me preguntan, o me piden consejo, mi respuesta es siempre la misma: elige aquel en el que te puedan transmitir el mayor número de experiencias reales, en el que los ponentes te hablen de sus éxitos y de sus fracasos (en primera persona, desde el convencimiento, desde la pasión de lo ya vivido…).

Mi abuelo siempre utilizaba la expresión “de cajón de madera de pino” cuando se refería a todo aquello que resultaba evidente. Después de casi dos décadas compaginando mi labor profesional con la formación, he sido capaz de encontrar el factor fundamental que hace que una acción formativa resulte exitosa. El contenido es importante, la forma de transmitirlo también (en ocasiones más valorada que el propio contenido). Sim embargo, el factor diferencial está en la capacidad del ponente de transmitir los contenidos, con pasión, a partir de sus propias experiencias. Siempre resulta mucho más creíble, más ameno, lo que garantiza un aprendizaje mucho más rico y duradero (de la misma forma que yo recuerdo, con todo lujo de detalles, las historias que me contaba mi abuelo).

Lo que está en los libros (o en cualquier otro soporte de tipo conceptual) siempre estará ahí. Nuestros alumnos, que ya han participado en innumerables actividades de formación, no se conforman con escuchar aquello que pueden encontrar en bibliotecas o internet. Nuestro compromiso ha de estar centrado en satisfacer sus expectativas.

En el Master que dirijo, así como en el resto de Cursos de esta Escuela de Negocios, la elección de los ponentes se ha convertido en una tarea primordial (capacidades pedagógicas y experiencia operacional para poder ilustrar con sus historias, con sus éxitos y sus fracasos, el contenido de la ponencia en cuestión). El año pasado, por ejemplo, incorporé a nuevos ponentes en el Executive Master en Supply Chain Management (Logística Integral y Producción). Uno de ellos era un alumno de la edición anterior, que durante las clases (y fundamentalmente las pausas) nos contaba, con verdadera pasión, las historias (problemas y soluciones) que acontecían en su “empresa familiar”. Cuando le propuse su incorporación al claustro de profesores lo único que le pedí es que resumiese en 5 horas todo aquello que nos había ido contando durante el año que estuvimos juntos. En una palabra, que siguiese compartiendo su experiencia, también, con los nuevos alumnos

Para que vosotros podáis compartir vuestras propias experiencias, sabiendo que algunas serán más trascendentes que otras, un blog (a través de sus diferentes post) es una muy buena herramienta. Son muchos los que tienen-tenéis-tenemos reparos a la hora de escribir un post, ¡parece tan difícil la primera vez!. Para todos aquellos que aún no habéis dado el paso, os dejo un enlace en donde, desde mi propia experiencia, describo las claves para escribir un “buen post”. Espero que lo disfrutéis, y que os ayude para que toméis la iniciativa de compartir vuestras vivencias con nosotros…

Compartir experiencias es la clave; de cajón de madera de pino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *