Motivación técnica/económica del emprendimiento en internet

Zara - emprendimiento en internetEn este post trataré de explicar mi visión, basada en lo vivido estos últimos años, de cual es la mejor forma de empezar un proyecto basado en tecnologías ecommerce. La pregunta del millón que surge en las primeras aproximaciones siempre es la misma:

¿Cuanto me va a costar montar mi tienda online?

Me gusta responder a la gallega:

Cuanto te quieres gastar?“, “¿Que necesitas?“… a lo que me suelen responder: “poco, no se… algo sencillo como la de Zara o así…“.

Muy bien, una vez aclarado, que no se suele saber lo que cuestan las cosas, ni lo que se necesita (La tienda online de Zara no es ni barata, ni sencilla: su desarrollo ha costado varios cientos de miles de euros…) me gusta preguntar que tipo de producto se va a vender, si ya venden offline, si el producto tiene clientes, si se vende bien, si tiene competencia, si podría tenerla, si tiene buen margen, si es nuestro o dependemos de otros, si es original, si tiene licencias, etc… todo esto nos
lleva a determinar cual es el punto de partida…

Estaremos todos de acuerdo en que no es lo mismo empezar a vender online teniendo una tienda física, o varias, que ya venden ese producto y además lo venden bien a buen precio, bien posicionados en el mercado y con buena cartera para invertir en tecnología… ZARA.

Que tener una idea feliz una buena mañana: “Voy a poner una tienda Online”, de que? no sé, ya se me ocurrirá… Ahhh, vale. ¡Que si hombre, que mi primo es informático y me la monta en un fin de semana!… muy bien…

Estos son los dos casos extremos de punto de partida.

Para el primer caso, tengo claro, que un desarrollo a medida o una plataforma web potente es lo propio, cuanto mas potente la plataforma o más a medida la plataforma, mas dinero se necesita para todo, desde el servidor, al mantenimiento, los desarrollos posteriores, etc…Un proyecto intermedio se puede hacer valer perfectamente con una plataforma de código abierto y una bonita plantilla, o bien una solución comercial y una bonita plantilla…

En el otro extremo, un proyecto que nace sin producto, sin información, sin mercado y sin objetivo claro se debería tener que apañar con medios propios, plataforma y plantilla gratuitas y mucha suerte…

Puesto en ejemplos mucho mas entendibles, el gigante Inditex puede, y debe, gastar muy a gusto esos cientos de miles de euros en una plataforma a medida, que mantendrá todos sus stocks consolidados, compartirá información intertiendas, interpaíses,… intertodo; además de parecer sencilla y minimalista.

Una Pyme, con sus clientes y sus ventas mas o menos consolidadas, deberá confiar en un buen partner tecnológico que le ayude a salir a internet, con su ya testado catálogo, por una cantidad de dinero menor que montar una tienda física en una céntrica calle de tu ciudad…

Un emprendedor que se aventura a lanzar su novedoso producto a la red, pienso que debería contar en su equipo con alguien capaz de implantar una plataforma online de bajo coste y empezar a vender cuanto antes…

Un iluminado que quiere vender en internet, sin tener si quiera producto,… que vuelva cuando ya lo tenga.

Estas líneas tratan de transmitir la idea de que es importante saber desde que punto partimos, a donde queremos llegar y cuanto fuelle tenemos para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *