Miedo a la tecnología

tecnologíaRara es la semana que no leo, escucho, o veo carencias en las empresas en materia de tecnología que a mi parecer son fácilmente (y económicamente) subsanables y bien por pereza, desconocimiento o principalmente miedo, no se implantan. Quien más quien menos conoce a alguna empresa o algún profesional que factura con Word o Excel, que gestiona su cartera de clientes con una hoja de cálculo, su web es una tarjeta de visita online o tantas otras cosas. Muchos de ellos consideran que eso ya es estar en la tecnología, y aunque no puedo rebatirlo por completo solo anoto que esa era la tecnología del siglo pasado o los primeros años del presente.
La tecnología ha cambiado mucho, y muchos de esos cambios podemos aplicarlos a la mayoría de las empresas para mejorar su productividad, su gestión comercial, su gestión financiera, etc. Obviamente cuando el ROI es muy claro, como en sistemas de control de la producción o la mejora y optimización de procesos, las empresas no tienen inconveniente en afrontar esa inversión, es más, lo ven necesario e imprescindible ¿a quién no le gusta amortizar su inversión en 2 años y generar un 20% más de beneficio a partir de entonces?
El problema viene cuando el ROI no es tangible, cuando hablamos de satisfacción de clientes, o imagen de marca, cuando hablamos de información al momento, real y eficaz, aquí, las empresas no suelen apostar, pocas son los que lo hacen, bien porque se dejan aconsejar o porque son conscientes de esa necesidad, pero este grupo es un subhábitat muy escaso. Aunque personalmente lo más sorprendente es cuando hablamos de reducción de tiempo para desempeñar la misma función, o automatización de procesos, aquí es cuando me sorprende que las empresas no quieran invertir, ¿Quién no quiere que el tiempo que tardan nuestros trabajadores en gestionar nuestra “burocracia” diaria lo puedan destinar a vender más o pensar como generar más negocio?.
Hay “mil” empresas en el mercado, entre ellas la Cámara de Comercio de Valladolid, que disponen del servicio de asesoramiento y orientación a las empresas para que cubran sus necesidades o mejoren su gestión con ayuda de la tecnología, pero es complicado si la empresa no lo ve como una necesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *