El precio como factor determinante de la rentabilidad

Vivimos una situación de crisis generalizada, en un entorno altamente competitivo, en el que la diferenciación a través del producto es cada vez más complicada. En este contexto la gestión del precio se revela como una prioridad para los responsables de marketing. Fijar el precio correcto es uno de los modos más eficaces para incrementar el beneficio de las empresas.

Aquellas empresas que sean capaces de gestionar los precios dinámicamente, verán como sus resultados mejoran de modo significativo.

Vamos a ver algunos modos de gestionar  los precios acertadamente:

Gestión estratégica del precio: dado que cada vez más los ciclos de vida de los productos se acortan, la estrategia de precios a aplicar debe ser dinámica, lo que nos lleva a ajustar de modo continúo el posicionamiento a lo largo del ciclo de vida.

Estrategia de producto/segmento: para ello las empresas deben comprender muy bien como sus clientes perciben su oferta respecto a la de la competencia, que atributos físicos e intangibles se consideran en el momento de la compra, como son valorados por los clientes, lo que les permitirá fijar precios acordes al valor percibido.

En el mercado B2B habrá que definir el precio en función de cada operación, teniendo en cuenta aspectos tales como: tipo de cliente, grado de vinculación, descuentos a aplicar, condiciones de pago, rápeles, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *