El impacto de la digitalización de los negocios

 

El impacto de la digitalización en los negocios - Escuela de negocios de la Cámara de Valladolid
El impacto de la digitalización de los negocios

Está de moda hablar y tratar de la digitalización de las compañías y negocios, pero no siempre está claro qué implica o qué quiere decir “digitalizar una empresa”. Parece que 2016 es el año de la digitalización, es trending topic, todo el mundo habla y oye hablar de ello, pero ¿qué implica y qué significa en realidad digitalizar?

Cuando hablamos de transformación digital de un negocio, el concepto es mucho más complejo y completo que “simplemente” vender a distancia o por Internet. A veces nos quedamos solo con eso…La expresión “esta empresa está digitalizada, porque ya vende por Internet” es un error de base que debemos evitar a toda costa. Internet no es más que un canal de venta, una forma de llegar al cliente, pero digitalizar un negocio es mucho más que vender por Internet. De hecho, hay quien ha confundido ambos conceptos y ha errado en su estrategia corporativa, ya que puede parecer que invertir dinero en construir o modernizar una web bonita y vender a distancia es digitalizar, y nada más lejos de la realidad…

Internet ha digitalizado la sociedad y ha democratizado el acceso a la información. Ahora accedemos a muchísima más información que hace 20 años, conocemos precios, competencia, competidores alternativos, y tenemos incluso capacidad de reclamar online o publicar en redes sociales nuestro contento o descontento con un determinado producto o servicio. Antes esto era impensable. ¿Quién no recuerda contratar viajes en agencias de viajes físicas a pie de calle? Hoy podemos comparar precios de vuelos, hoteles o agencias desde casa, a golpe de ratón. Pero esto ha sido un proceso largo, que no solamente se basa en la existencia de este nuevo canal (Internet), sino en la forma en que nos relacionamos a través de éste. La existencia per sé del canal, no implica la digitalización o la democratización. El canal Internet es una condición necesaria para la digitalización, pero no suficiente.

Y en los negocios tiene que ocurrir lo mismo que ha ocurrido en la sociedad, tiene que llegar esa transformación, ese cambio. Internet es un canal más (aparte del teléfono, la tienda u oficina física o la visita presencial), pero por sí solo no consigue digitalizar un negocio. El proceso de transformación digital afecta a todas las esferas de una compañía: a la estructura organizativa, a los procesos de formación, a la relación con el empleado y con los accionistas, a la relación con los proveedores, a la información de gestión y a las herramientas de toma de decisiones, es decir, a la propuesta de valor de la compañía en toda su extensión.

Por tanto, digitalizar supone transformar. Cambiar radicalmente el modelo de distribución de una compañía, la relación con el cliente, la organización interna, el Gobierno Corporativo. Supone ser capaces de obtener trillones de Gigas y Teras de información y tomar decisiones de gestión en consecuencia. Supone elaborar un plan de marketing con acciones offline y online con el que te podemos ayudar en nuestro Máster en Dirección Comercial y Marketing.

Y todo ello necesita un director de orquesta, alguien que, dentro del negocio, vele porque el proceso de transformación se hace de una forma ordenada, eficiente, medida, y que se obtiene el retorno esperado y, gracias al master MBA en Dirección de Empresas de la Escuela de Negocios de Valladolid podrás mejorar tu profesionalidad a través de una formación global y adaptada a la empresa, siendo el responsable de que todo este proceso se haga palpable.

De hecho, muchas entidades ya están adaptando su organización a la nueva realidad digital (más democratizada, con relación directa con el cliente, con más información, mayor transparencia, etc.), sobre todo en dos aspectos. Por un lado, los organigramas ya cuentan con Direcciones de Negocio Digital, o tienen intención de implementarlo a corto plazo. Por otro lado, las jerarquías comienzan a hacerse más horizontales. Hemos pasado de organizar una empresa de forma puramente jerárquica, a organizaciones más horizontales, e incluso de forma incipiente empiezan a aparecer unidades o áreas organizadas de forma circular, donde hay interlocución entre todos y para todo, ya que en esta etapa, la información es valor. Igual que se ha democratizado el acceso a la información en la sociedad, en los mercados o en nuestro día a día, se debe democratizar el acceso a la información en una compañía.

Por todo ello, digitalizar es mucho más que aprovechar Internet como un canal de venta. Es optimizar Internet como canal de relación, pero también transformar el negocio tanto internamente, como de cara al exterior. Hemos pasado de negocios basados en producto a negocios basados en relación, y digitalizar es acompañar todo este proceso. Es cambiar el modelo de distribución de una compañía, pero también el modelo de organización.

Ahora, más que nunca, el cliente debe ser el centro. Debemos reenfocar nuestros procesos y nuestra organización interna para favorecer nuestra relación con el cliente. Internet es un canal que ha favorecido relación a distancia, pero Internet como canal por sí solo no implica la existencia de negocios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *