El Design Thinking aplicado a la planificación estratégica

Los cambios incontrolados son el enemigo principal de las predicciones y es ahí donde surge la planificación estratégica con el fin de minimizar el impacto de las sorpresas inesperadas. Los empresarios innovadores entienden y aceptan esto, porque la verdadera innovación consiste en maximizar la posibilidad de que se produzcan sorpresas afortunadas.

Si atendemos a la definición del Instituto de Diseño de la Universidad de Stanford, el Design Thinking es un proceso creativo que tiene cinco pasos elementales: comprender, definir, idear, prototipar y evaluar.

Design ThinkingPodemos decir que Design Thinking es una forma de hacer las cosas que nos permitirá tomar decisiones empresariales basándonos en un proceso lógico que podrá utilizar tanto un emprendedor para poner en marcha su empresa, como una gran empresa para llevar a cabo su planificación estratégica.

Centrándonos en esta última tarea de planificación estratégica, el Design Thinking se centra en el cliente y sus necesidades como epicentro de nuestra forma de pensar. Hoy más que nunca es clave el conocer como funciona su cerebro y por lo tanto los cambios que se van produciendo en su comportamiento.

Debemos olvidarnos de los dogmas existentes y eliminar los prejuicios buscando nuevas formas disruptivas que permitan alcanzar los objetivos.

Tenemos que saber que el Design Thinking está orientado a la acción y eso quiere decir que tenemos salir a la calle y mancharnos las manos para probar si la estrategia que hemos diseñado en la oficina funciona de verdad.

La reducción de riesgos se producirá gracias a la creación del llamado Mínimo Producto Viable, es decir, aquel producto/estrategia que con las características básicas nos permita equivocarnos lo antes posible y al mínimo coste. Todo ello con el fin de realizar las modificaciones oportunas lo antes posible y evitar así costosos fracasos futuros que puedan llevar incluso al cierre de la empresa.

Finalmente deberemos implementar la estrategia definida y mantenernos alerta ya que sólo así seremos capaces de detectar los cambios que se producen en el entorno y por lo tanto iterar nuestra estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *