Categoría: Máster en Digital Business

mamicenter.com, un proyecto salido del MDB

mamicenter-logo

Alba López y Mario Pérez - mamicenter.comDos antiguos alumnos de nuestro Máster en Digital Business, Alba López y Mario Pérez, han conseguido llevar su proyecto mamicenter.com al Campus Madrid de Google, tras ser finalistas del pasado Summer Camp de SeedRocket. En este campus compartirán espacio durante un período de tres a seis meses con otras startups elegidas, en un edificio de 3.000 metros cuadrados que se encuentra en el centro de la capital madrileña.

Este proyecto, que busca ofrecer respuestas a diferentes asuntos relacionados con la crianza y la maternidad, se gestó en la última edición del Máster en Digital Business del curso 2013/2014, en el que ambos alumnos coincidieron. En el mismo, cuentan además con Hugo Arribas (de la promoción 2012/2013) en el desarrollo y con dos asesores médico-científicos con gran experiencia a sus espaldas, los pediatras Jesús Martínez y Javier Macías, que tienen mucha experiencia además en el uso de blogs y redes sociales para esta labor de asesoramiento, así como comunidades a su alrededor en la que se han ido respondiendo varias de las cuestiones que tienen hueco en mamicenter.com.

Actualmente mamicenter.com cuenta con más de 4.000 usuarios activos y presencia muy activa en redes sociales, todo ello en apenas un mes desde su lanzamiento.

Registro en mamicenter.comEl funcionamiento es muy sencillo: basta con hacer login con Facebook para realizar una consulta, comprobando el sistema en un primer momento si dicha consulta ya ha sido realizada anteriormente, y dirigiendo a la posible respuesta si la misma se encuentra en el sistema. A través de la inteligencia colectiva se han respondido ya más de 2.000 consultas sobre crianza, maternidad y educación infantil, ofreciendo así un espacio en el que padres y madres pueden ponerse en contacto entre ellos para relatar sus experiencias, contando además con el apoyo de profesionales médicos de contrastada experiencia que otorgan un plus científico a la comunidad.

Conoce a tu público: la segmentación

segmentación de públicos en el Master de Digital BusinessUna de las cuestiones que con más asiduidad se presentan a la hora de gestionar campañas online es la segmentación. Saber a qué público vamos a dirigirnos es crucial de cara a que nuestra inversión tenga éxito o sea un pozo sin fondo. Pero para ello hay que dar una serie de pasos previos sin los cuales no podremos saber nunca cuál es ese público que nos va a dar mejore sresultados.

Google ya nos da varias pistas sobre público si trabajamos con Google Analytics. En los informes tenemos información sobre edad, sexo e intereses que nos va a servir para poder crear campañas en AdWords de mucha mayor calidad, es decir, mucho más eficientes y con un coste mucho más asumible.

Pero las redes sociales (con todos los datos que almacenan) también nos van a permitir trabajar esta segmentación gracias a todos los datos que tienen sobre nosotros. Desde intereses, hasta la edad (algo que Twitter va empezar a implementar en breve), pasando por toda nuestra actividad de navegación.

¿Es malo eso como usuarios? Hasta cierto punto. Como empresa es genial, porque simplemente instalando los píxeles de seguimiento de dichas redes sociales tendremos acceso a multitud de datos. Si a eso sumamos las estadísticas que nos ofrecen sobre nuestros seguidores (muy completas en el caso de Facebook, donde deberemos hacer especial hincapié en los usuarios que interactúan), podremos dejar nuestro público objetivo correctamente definido para que nuestra campaña sea un éxito y nos lleguen justamente los clientes que necesitamos, aquellos que tienen una necesidad y nosotros podemos cubrírsela.

Y si aun así no tienes datos, siempre puedes lanzar una campaña sin apenas segmentación para, al cabo de unos días, detectar cuál es el público que te está dando mejores resultados, en qué plataforma (recuerda, el consumo móvil) y cuál es el mejor mensaje a utilizar para llegar hasta ellos.

Por que sin segmentación, no hay resultados.

¿Y si aprendemos a manejar las interrupciones?

Hace poco leí un libro titulado “The nature of managerial work” escrito por Henry Mintzberg. Tras leerlo pude sacar bastantes conclusiones, pero me voy a quedar con dos:

  • Un trabajador raramente puede comenzar y terminar una nueva tarea sin ser interrumpido
  • Tan sólo en 12 veces el manager no fue interrumpido por un periodo de más de 23 minutos en su oficina

Lo sorprendente de este libro es que se escribió en… ¡1973!. No hace falta recordarte que en 1973 no existían los teléfonos móviles, ni el email ni mucho menos las redes sociales, es para reflexionar ¿no?

InterrupcionesPárate a pensar ¿cuánto tiempo trabajaste ayer sin que alguien te interrumpiera, sin recibir una llamada o tener una notificación en tu móvil? Seguramente bastante menos que esos 23 minutos.

No siempre podemos luchar contra las interrupciones que suceden en nuestra oficina, algunas empresas como 37 Signals han implementado los no talk thursdays, es decir, un día a la semana sus empleados no pueden hablar ni interrumpirse entre ellos.

Los no talk thursdays son una medida un tanto radical y que sólo se puede implantar en organizaciones tan flexibles como 37 Signals. La realidad es que las empresas cada día son más conscientes de que las interrupciones son uno de los grandes enemigos de la productividad en los entornos laborales.

Existen medidas no tan radicales que vienen determinadas por el tamaño y flexibilidad de la empresa, algunas de estas decisiones podrían ser:

  • Interrupciones desde en punto hasta y 10. Solo se puede interrumpir a otro compañero durante los 10 primeros minutos de cada hora a no ser que sea una urgencia real
  • Usar eficientemente el email. No esperar la respuesta inmediata de un compañero y enseñar que no es el medio adecuado para transmitir las urgencias
  • Horas predeterminadas para reuniones. En lugar de poner las reuniones a las horas centrales de mañana o tarde, pongámoslas a las primeras o últimas horas de la jornada laboral
  • Notificaciones. Apagar las notificaciones de todos los dispositivos de trabajo

Dispositivos móviles

Los teléfonos móviles son un capítulo aparte ya que son los grandes interruptores tanto en nuestro trabajo como en nuestra vida personal.

Hay quien dice que solemos mirar nuestro móvil entre 150-200 veces al día. Independientemente de la cifra exacta estamos hablando de que que cualquiera de nosotros miramos el móvil cada 10 minutos.

Si te parece exagerado puedes descargarte CheckyApp, una aplicación que indica cuántas veces has mirado el móvil a lo largo del día. Si la usas durante un par de semanas, te darás cuenta de que la cifra es muy parecida casi todos los días y esto es grave porque lo hemos convertido en un hábito.

Otros estudios dicen que las notificaciones generan un efecto de ansiedad que nos incitan a mirar la pantalla cada vez que oímos la vibración del móvil.

¿Qué tal si apagamos los datos de nuestro smartphone mientras estamos trabajando?

¿Qué tal si nos pensamos dos veces a la hora de interrumpir a nuestro compañero?

¿Y si aprendemos a manejar las interrupciones?

Tecnología Top a tu alcance

En el momento de empezar un negocio, sea o no digital, siempre aparece la “tecnología” como una asignatura que nos va a generar muchos costes y dudosos retornos de la inversión. Si, además, no es nuestra área de conocimiento, los temores a incurrir en elevados costes difíciles de soportar y recuperar son razonables.

Tecnologia TopSeas o no una empresa digital (y la pregunta es si una empresa puede no ser digital hoy), hay unas necesidades básicas que es necesario cubrir (presencia web, sistemas de pedidos y facturación, correo electrónico, etc.). Y esas necesidades, hace unos años, significaban unos costes elevados o recurrir a software sin licencia, con los riesgos legales y de seguridad que ello implicaba. Eso, sin hablar de los servidores que necesitabas para casi cualquier cosa: desde el correo hasta el programa de facturación o pedidos. Servidores caros de comprar y con periodos de vida cortos.

La buena noticia es que hoy la tecnología que te amenazaba con muchos costes de arranque, se ha convertido en un coste de operación. Un coste que puedes hacer proporcional a tu negocio.

¿Correo electrónico, ofimática? Muchos proveedores te ofrecen servicios basados en cloud computing en los que pagas por lo que usas. Un importe fijo y conocido por usuario y mes o año. No más servidores de correo infrautilizados ni recursos dedicados a mantener algo que, ni mucho menos, será el núcleo de tu negocio. La misma plataforma de correo del BBVA con Google está a tu alcance, o la de Acciona con Microsoft. Incluso la videoconferenca quedará a tu alcance con estas herramientas y una modesta webcam.

¿El sistema de pedidos o facturación? Tampoco necesitas grandes costes de licencias. Software libre como Odoo (antes OpenERP) u OpenBravo te darán capacidad más que suficiente para gestionar tus pedidos, tus existencias y tus facturas.

¿Tu página web? Algunas de las webs más importantes del mundo están realizadas con software libre (TechCrunch o SonyMusic en WordPress, Louvre o WorldEconomicForum en Drupal). El mismo que puedes utilizar tú, sin costes de licencias.

Si, esto está muy bien, pero… ¿y dónde colocamos todo esto?. Pues de nuevo el avance tecnológico juega a nuestro favor. Seguro que has oído hablar de Cloud Computing. Puedes “alquilar” servidores para todo este software. Y ese alquiler (que puedes pagar por meses, días o incluso horas) también es proporcional a tus necesidades. La memoria, las comunicaciones y el almacenamiento lo pagarás por consumo. Si mi negocio es estacional, puedo contratar más capacidad en los meses punta y bajarla en los meses valle, para acompasarlo a mis necesidades e ingresos. Incluso puedo llegar a “apagar” el servidor del ERP si durante el fin de semana no hago facturas ni pedidos.

La tecnología no es, ahora mismo, una carga inicial para tu negocio. Ahora puedes equivocarte en tecnología más rápido y más barato de lo que se ha podido hacer nunca… ¡aprovéchalo!

Opiniones de los alumnos del Máster en Digital Business (MDB)

La Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid puso en marcha el Master en Digital Business con el objetivo de mejorar la preparación de las empresas para el mundo digital.
Este master está dirigido por Jezabel González Diez, socia y consultora en Vital Innova. 14 años de experiencia en sistemas de información y negocios online. Especializada en comercio electrónico y soluciones opensource. Y Manuel A. Veláquez, socio de Expense Reduction Analysts e IT Adviser en GADEA Pharmaceutical Group. Experto en modelado de negocios. Socio de startups tecnológicas.

En esta ocasión, ex-alumnos del master han querido transmitirnos su experiencia durante su promoción:

mdbLuis Fombedilla, ex-alumno de la 3ª edición del MDB que realizó el Proyecto Battget nos cuenta que:

Hacer el Master en Digital Business ha sido todo un acierto en varios sentidos.
Lo empecé con la intención de ampliar y mejorar mis conocimientos en el mundo del negocio y el marketing digital y ha sido mucho más que eso. Recibí esos conocimientos que quería: SEO, SEM, Analitica Web, Design Thinking, Modelos de Negocio, Mobile Marketing,… Los conocimientos que toda persona que quiera trabajar en marketing online o crear su negocio en internet debería saber. Y casi todas las clases teórico-prácicas, con ejemplos reales de los profesores, todos emprendedores y empresarios. Sin tiempo para aburrirse, vamos. Siempre me quedaba con ganas de más.

Además, el PFM consiste en un plan de negocio que vas realizando a lo largo del curso, aplicando los conocimientos de cada clase, y completando con clases de finanzas, legal, presentaciones en público… y hasta tener tu propio coach!

El resultado de todo esto, aparte de los conocimientos y contactos que te llevas, es el tener un proyecto de empresa que estaría preparado para llevarse a cabo.
Tan preparado que, en mi caso, el mío se ha hecho realidad.

mdbLa opinión que merece este máster según Antonio Urrea, también ex-alumno de la 3ª Edición del MDB y cuyo proyecto es la Universidad del Flamenco nos dice que:

Haber cursado el MDB de la escuela de negocios @cam_valladolid me ha aportado un conocimiento amplio y especializado sobre el medio digital.

Como empresario, me ha ayudado a estructurar la empresa, sus departamentos y líneas de negocio. Además, he adquirido habilidades en el uso de herramientas de gestión empresarial que han aportado valor en el desarrollo de nuevas líneas de negocio y de las existentes.

En general, puedo afirmar que he crecido y mejorado, en lo personal y, por supuesto, en el ámbito profesional.

También ha sido de gran ayuda el trato directo con todos los profesores del master, los cuales, en algunos casos, han llegado a convertirse en fieles colaboradores.

100% recomendable!

childUpp - mdb
Por su parte, Alba López, alumna de la tercera promoción y parte del proyecto ChildUpp nos dice:

El Master en Digital Business me ha servido para afianzar conocimientos, mejorar mis competencias profesionales y personales, estar al tanto del mundo del emprendimiento, y sobre todo en del entorno on-line. Además, me ha permitido conocer grandes profesionales y personas que nos han apoyado para llevar a cabo nuestro proyecto startup desde el principio. Creo que es una experiencia imprescindible si quieres dedicarte al mundo de los negocios digitales o el marketing on-line. Sin duda recomiendo cursar este Máster.

bolabox - mdbMarcelo Santa María, ex-alumno de la 2º edición del MDB, que realizó el proyecto Proyecto Bolabox nos cuenta que:

La escuela de negocios es la autentica universidad de la vida, aprendes realmente como funciona el mundo actual…
Es donde he tenido la suerte de cursar el master MDB el cual considero que es la biblia para cualquier negocio de cualquier sector que a dia de hoy tiene que tener un pie y parte de otro en internet.

Su compañero de proyecto, Julio Pastor dice:

Después de haber terminado mis estudios universitarios cursar un master en la Escuela de Negocios fue una inmejorable apuesta para complementar la formación excesivamente teórica de la facultad.
En el caso del MDB un plan de estudios bien diseñado y orientado a la realidad del mercado, impartido con una clara orientación práctica por un equipo docente proveniente del mundo de los negocios on-line, que en todo momento demostró una gran ilusión e implicación en sus clases

¿Y tú? ¿Quieres conocer todas las claves de un negocio digital? ¿Quieres convertirte en un experto en marketing online? Solicita información del Master en Digital Business y consigue tu plaza ya. ¡No te quedes sin la tuya!

 

Es la estrategia, estúpido, la estrategia

Uno de los mayores problemas que nos podemos encontrar a la hora de desarrollar nuestro negocio es la estrategia. ¿Cómo la definimos? ¿A quién nos vamos a dirigir? ¿Tendremos la suficiente flexibilidad para cambiarla? ¿Sabemos distinguir lo que es el corto plazo del medio y el largo? ¿Seremos capaces de pensar siquiera que existe un largo plazo?

¿Qué necesito para mi estrategia?

En realidad, no necesitas nada más que tu plan de negocio para la correcta realización de tu estrategia. Bueno, en realidad sí: un poco de espíritu crítico y, aún más importante, discernir correctamente cuáles son los objetivos que quieres conseguir a corto, a medio y a largo plazo.

Pongamos un caso tipo: montar un negocio de servicios relacionados con tecnología. Aquí el plan nos indicará los siguientes hitos que marcarán a su vez una serie de objetivos:

  • una web,
  • posicionamiento para los servicios que nos ofrecen un mayor valor,
  • captación de clientes para esos servicios,
  • crecer a través del posicionamiento de nuevos servicios,
  • internacionalización si tenemos una visión global del mercado.

La lógica nos marca que el orden de estos factores es el indicado anteriormente y así lo reflejaremos en nuestra estrategia, con las acciones que correspondan para cada uno de ellos. Pero lo que no deberemos hacer es fija nuestra estrategia para morir con las botas puestas, sino para que nos permita un marco lo suficientemente flexible como para que esos hitos objetivo puedan modificarse en su orden sin un excesivo descalabro en nuestro objetivo final, que es la rentabilidad de nuestro negocio.

Monitorizar y seguir. Monitorizar y seguir.

social media - estrategia

Para evitar esos problemas de rentabilidad, en nuestra estrategia también deberemos fijar una serie de indicadores (los famosos KPIs) que nos permitan adelantarnos a las necesidades del mercado, que será el que finalmente haga que nuestra estrategia funcione. Esa capacidad de adaptación es la que marcará si nuestro negocio es rentable, interesante para potenciales inversores (un plan B siempre muestra que estamos preparados para posibles cambios en el mercado) y nos dará unas posibilidades de supervivencia que, de otra manera, no podríamos tener.

Aquí es donde entra en juego el Social Media. ¿Por qué? Porque tenemos en nuestra mano una de las mejores herramientas para la realización de investigaciones de mercado, desde obtener información de nuestros clientes de manera directa (quejas, sugerencias, resolución de incidencias) como la posibilidad de identificar las razones que llevan a potenciales clientes a optar por nuestros competidores, de tal manera que creemos un marco que nos permita adaptar y mejorar nuestros servicios.

¿Que resulta que hemos planteado que nuestro negocio se sostendrá con la demanda interna pero finalmente estamos llegando mejor a clientes extranjeros que nos ofrecen una mayor rentabilidad? ¿Que tenemos un producto por el que no apostábamos en un primer momento y es lo que demanda el mercado? ¿Que nuestra web presenta deficiencias? Todo esto lo podremos detectar a través de una correcta monitorización de todo lo relacionado con la red, entendiéndola en sentido amplio e incluyendo no sólo a la parte social, sino también a otras cuestiones como medios, foros o incluso comentarios que podamos encontrar relacionados con nosotros.

Esa monitorización nos dará pistas de cara a la gestión correcta de nuestra información y nos permitirá realizar las adaptaciones de estrategia que sean necesarias.

La importancia de construir la casa por los cimientos. Creatividad para generar ideas de negocio en internet

Si existen dos tendencias de moda en los últimos tiempos (y dejamos a parte los selfies y los IceBucketChallenge y nos centramos en el mundo de los negocios), son la proliferación de negocios en internet y la relevancia de las capacidades humanas para ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos. Y desde mi punto de vista, el Master Digital Business de la Escuela de Negocios ha sabido observar muy bien el entorno y desarrollar un curso académico que aúna a la perfección dichas tendencias. Desde un punto de vista académico, el master está enfocado a ‘Mejorar tus conocimientos o reciclarte y convertirte en un experto de los negocios en Internet, uno de los pocos sectores en crecimiento’ y son muchos los profesionales de reconocido prestigio que pasan por el aula para aportar su granito de arena y conseguirlo. Pero este master también se ocupa de la labor más ligada a los recursos y capacidades humanas enfocado a saber aplicar todas esas herramientas ligadas a los negocios 2.0. En este ámbito, se encuentra la tarea por la que me embarqué en esta aventura gracias a sus directores, aportar a los alumnos una herramienta para construir la casa por los cimientos. Mi labor consiste en facilitar a los alumnos los conocimientos básicos del pensamiento creativo y ayudarles a utilizarlos para la generación de ideas de negocio con un componente 2.0. Ideas con suficiente empaque para que sean el germen de proyectos viables de fin de master. Y es que el proyecto fin de master es una de las partes más importantes ya que los alumnos deben volcar todos los conocimientos adquiridos dentro del curso para hacer viable un negocio en internet. En este artículo, quiero aportar mi granito de arena para contar la experiencia que vivimos durante el curso pasado donde utilizamos como herramienta, una habilidad humana como es la creatividad poniéndola al servicio de los negocios 2.0

Tenía un reto importante y un tiempo limitado para conseguirlo. Por eso, en este tipo de cursos es fundamental no enredarse e ir al grano. Tras un breve entrenamiento creativo para conocernos un poco mejor y lograr un ambiente óptimo, comenzamos nuestra sesión de pensamiento creativo trabajando en pequeños grupos.

El primer paso es elegir el reto. Necesitamos experiencias personales sobre las cuales partir sin olvidarnos de una de las partes más importantes. Un negocio debe cubrir una necesidad o deseo de un grupo de personas. Por lo tanto, era obligado preguntar: ¿Qué tipo de necesidades pueden existir en esas temáticas personales que sean susceptibles de convertirse en oportunidades de negocio? ¿Qué grupo de personas es el que tiene esa necesidad?

Una vez respondidas esas preguntas por cada uno de los grupo, llegaba el momento de aprovechar toda su creatividad para generar el mayor número de ideas posibles que trataran de dar respuesta a esas necesidades.

Pero, ¿qué es realmente la creatividad? Seguramente, cada uno tengamos nuestra percepción de lo que entendemos por creatividad. Según varios expertos de esta disciplina entre los que cito a Alex Osborn, Sir Ken Robinson o Juan Prego, la creatividad es la habilidad que tenemos las personas de generar ideas originales que aporten valor.

Atendiendo a esta afirmación, la creatividad de la que se habla es una creatividad operativa. Aquella que sirve y propone soluciones a un reto. En este momento, la creatividad se convierte en nuestro mejor aliado. Una herramienta que nos ayuda a encontrar respuestas hasta ahora desconocidas para nosotros. Por lo tanto, tenemos que tener claro que necesitamos un objetivo sobre el cual poder generar ideas originales.

Una vez conocido el reto para cada uno de los grupos de trabajo, comenzamos a trabajar con diferentes técnicas de creatividad de menor dificultad a mayor, tratando de aprovechar la imaginación y el conocimiento de los participantes para generar la mayor cantidad de ideas de negocio posibles. Después de utilizar más de media docena de técnicas, y haber generado tanto de forma individual como grupal una gran cantidad de ideas, llegaba la hora de bajarlas a la tierra. Para ello, era necesario filtrarlas y quedarnos con las que mejor se adaptaban a cada uno de los objetivos de los diferentes grupos de trabajo. Para ello, las ideas debían de cumplir con una serie de parámetros económicos, de impacto y de innovación.

Tras un periodo de construcción y definición de las ideas, cada uno de los grupos formados presentó sus tres mejores ideas al resto de los participantes, materializando la conexión creativa de sus intereses personales y las necesidades de los diferentes grupos de personas.

Estábamos a principio de curso y la sed de conocimientos y experiencias vividas enriquecerían, cambiarían o eliminarían las ideas previamente creadas durante el desarrollo del mismo. Es el camino natural. Pero al menos, todos nos fuimos satisfechos de haber aprendido y experimentado con uno de los procesos más importantes, ver nacer las ideas. Los cimientos de lo que más tarde serían sus proyectos.

Experiencia internacional, claves para lanzar tu startup en el exterior: Caso IMASTE

1. IMASTE en el exterior

IMASTE era en 2007 el líder nacional en la organización de eventos de empleo universitario, con una importante rentabilidad, un equipo creciente de más de 30 personas y facturaciones por encima de 2 millones de euros. Pero pensamos en la necesidad de innovar y resolver las ineficiencias que habíamos detectado en el sector de los eventos presenciales, y para ello, desarrollamos una plataforma para trasladar la industria de los eventos a Internet.
Con este paso del modelo de negocio offline a online, conseguimos tener un producto que podía escalar con mayor facilidad que un servicio presencial y además se podía ofrecer en otros países. Así que a principios de 2008 empezamos a vender ferias virtuales en el extranjero y gracias a ello hemos sobrevivido a la crisis económica que ha machacado este país.

Nuestro negocio presencial cayó un 40 % en 2008 y casi otro 30 % adicional en 2009 por motivo de la crisis y su efecto sobre el empleo universitario, y después de un durísimo proceso de reconversión, hoy día somos una empresa en crecimiento y con un futuro prometedor, porque apostamos por la tecnología, la innovación y el mercado exterior.

Estos dos hechos han cambiado por completo el tipo de empresa que somos ahora, como líder europeo desarrollo eventos virtuales, con más de 140 proyectos ejecutados con éxito en 25 países.

Ahora tenemos un equipo de 40 personas, con más de 20 desarrolladores y diseñadores y con un 30 % de extranjeros en plantilla, procedentes de 8 países diferentes. Y tenemos un 60 % de la facturación fuera de España.

Así que creo firmemente en la necesidad y en las ventajas de internacionalizar, considerando la parálisis del mercado nacional.

2. ¿Por qué nos dio por internacionalizar?

Creo que el hecho de que los tres socios de IMASTE seamos ex – estudiantes de intercambio Erasmus y que hayamos pasado largas temporadas en el extranjero, ha sido fundamental.

La existencia de una mentalidad internacional, que permita al emprendedor ver Europa o el mundo como un solo mercado y además el dominio de idiomas, para comunicarse con posibles socios, clientes, etc., es el elemento de partida básico para que una start-up tenga opciones en el exterior.

Contando con este bagaje en el equipo fundador, nos pareció obvio buscar alternativas a un mercado pequeño y en crisis como el español, para encontrar oportunidades en países donde hubiera menor aversión al riesgo tecnológico y mayor capacidad de inversión.

Además, al disponer de una plataforma que se podía ofrecer como un SaaS (software as a service) en la nube, desaparecen muchas barreras tradicionales del comercio exterior, como la logística, transporte, aduanas, distribución, etc.

3. ¿Cuál es nuestro valor diferencial?

Es curioso que gran parte de los proyectos de Internet que tienen éxito en España son copycats (clones) de proyectos “made in USA” de renombre. Por tanto la salida natural para la internacionalización de estas startups es acceder lo antes posible a aquellos mercados donde los productos tecnológicos españoles están bien vistos y donde en general hay un retraso en la madurez del mercado, por lo que todavía no existen muchos competidores. Lo que François Derbaix llama, muy acertadamente, países de mantequilla blanda (porque es más fácil entrar en este tipo de mercados). En nuestro caso, como nuestro producto es un resultado de nuestra experiencia de los eventos presenciales, no tomamos como modelo a las plataformas americanas y tuvimos un desarrollo paralelo, pero diferente al suyo.

Por eso, todas las plataformas americanas son muy parecidas entre sí, y nuestra plataforma se diferencia claramente en la personalización y la experiencia de usuario. Así, hemos podido atacar países de “mantequilla dura” con mayor competición, pero también con mayor capacidad de pago y conocimiento por parte de los clientes de lo que es un evento virtual y para lo que sirve, como USA, Canadá o Francia.

Los puntos clave de nuestro éxito en los mercados exteriores han sido tres:

  • Nuestra plataforma es más flexible y permite una mayor personalización para los expositores
  • Ofrecemos un completo servicio de atención al organizador de los eventos
  • Somos más baratos

La verdad es que tendríamos que habernos centrado desde el principio en unos pocos mercados, donde se concentra la mayor parte del potencial de expansión (regla 80-20), pero como no disponíamos de financiación externa, hemos tenido que hacer una expansión de guerrilla y hemos desarrollado proyectos allí donde había clientes dispuestos a pagar, sea Croacia, Finlandia, Canadá, Australia o China. Eso nos ha obligado a diluir nuestros esfuerzos y alcanzar menor cuota de mercado por región, aunque nos ha permitido perfeccionar mucho los procesos logísticos y operativos de la internacionalización, que son un componente clave para poder escalar en volumen en varios países.

4. ¿Cuál es el factor de decisión en la elección del mercado?

En nuestro caso, como pequeña startup sin excesivos recursos financieros, un factor clave ha sido el acompañamiento de Partners de referencia. El trabajar con una empresa conocida en el mercado de destino (como Monster.com o The Economist) nos ha permitido usar esas relaciones y referencias como ancla para captar nuevos clientes en el mercado.

Otro factor decisivo ha sido la existencia de un mercado previo, en el que podamos encontrar clientes con capacidad de pago e interés por la tecnología, aunque existan competidores previos. Un punto y aparte merece el mercado latinoamericano, que tiene grandes oportunidades, pero también nos ha dado muchos disgustos con problemas en los pagos acordados, impuestos no previstos sobre las transferencias financieras, falta de cumplimiento de plazos logísticos, etc. Mucho cuidado con los socios que encontráis en este mercado, mucha gente querrá hacer negocios con vosotros, pero la credibilidad y referencias son fundamentales.

5. ¿Cuáles son los elementos claves para el éxito?

  • Mentalidad

Creo que el primero es la mentalidad global y ambición, no sólo de los socios, sino de todo el equipo. Y olvidarse de los complejos, desde España podemos ser punteros en tecnología, procesos, flexibilidad y capacidad de adaptación e incluso costes.

  • Paciencia

Es necesario tener perseverancia y paciencia, NO es un proceso de pocos meses. Generar conexiones de confianza, conseguir referencias en cada mercado y hacer crecer el negocio lleva más tiempo del previsto, así que también hay que tener pulmón financiero suficiente para aguantar el proceso.

Además, es importante tener controlado el mercado local, tanto a nivel de equipo, procesos y rentabilidad antes de lanzarse a conquistar el mundo.

  • Equipo

Otro elemento clave es contar desde el principio con un equipo internacional, gente que conozca de primera mano las particularidades económicas y culturales de los mercados destino. Además, aunque el inglés puede abrir muchas puertas, en mercados como el alemán, francés, Latinoamérica, etc. el conocimiento del idioma nativo es un requisito indispensable.

La buena noticia es que se puede encontrar cada vez más perfiles internacionales en ciudades como Madrid o Barcelona, gracias al reclamo del Spanish Lifestyle. Espero que esto también sirva para atraer cada vez más emprendedores extranjeros, para que monten sus proyectos globales desde España!

  • Tecnología

La tecnología desde estar preparada para ser global, y para ello no basta con traducir las webs comerciales y los dosieres al inglés.

La plataforma debe, por supuesto, ser multa-idioma desde el día 1 (algo que nosotros no hicimos y nos costó un gran esfuerzo adicional). Y evitar incluir en el código textos que no estén en “properties” que puedan ser gestionados por un interfaz externo por no técnicos. Esto es super importante, porque llegarán multitud de adaptaciones y cambios semánticos de diferentes clientes y Partners, que consumen mucho, mucho tiempo.

Hay que considerar que los costes de mantenimiento a lo largo de las versiones y mejoras de cada idioma serán muy altos, por lo que es difícil dar soporte en muchos idiomas a la vez.

Y siempre es recomendable tener en el equipo a alguien que domine todo idioma que ofrezcas. Nosotros lanzamos un proyectos en Chequia con el gestor de contenidos en húngaro!, pero nadie del equipo se dio cuenta. El cliente, desgraciadamente… ¡Sí!

6. ¿Qué dificultades me voy a encontrar?

Las principales dificultades que nos hemos encontrado nosotros son las siguientes:

  • Marca país

Con la crisis, se ha producido un terrible deterioro de la Marca país. Muchos potenciales clientes no confían en la tecnología española. En una reunión reciente en San Francisco, un posible partner me preguntaba cómo conseguimos contrarrestar la conocida filosofía española del “mañana – mañana”.

Hay que conseguir presentar los casos de éxito de la tecnología española en el mundo, que son muchos! (el ICEX tiene mucho que ayudar en esto) y hacer lobby entre las multinacionales y las start-ups españolas, para ayudarnos a abrir puertas y conexiones siempre que sea posible!

  • Periodos largos de decisión

Todos los contratos parecen a punto de cerrarse después de cada reunión comercial. Pero la realidad es que los períodos de decisión son aún más largos en los proyectos internacionales que en los locales. Por no mencionar el caso latinoamericano.

Es necesario perseguir cada oportunidad y no perder de vista los contactos, con reuniones de seguimiento presencial y virtual :).

  • Cambios en el funcionamiento del equipo

Trabajar en otras regiones con zonas horarias distintas, implica proporcionar soporte nocturno y en otros idiomas. Es necesario adaptar el equipo a esta nueva situación y hacer que se entienda las ventajas que tiene para el futuro de la empresa. Además se producen cambios a todos los niveles, desde la documentación técnica en inglés a los procesos de revisión y operaciones en varios idiomas en paralelo, etc.

  • Cambios en la tecnología

Ya he mencionado los retos que representa la internacionalización de una plataforma tecnológica, más allá de la traducción de los interfaces. En nuestro caso, también tuvimos que trasladar toda nuestra infraestructura a la nube, para dar servicio en distintas regiones y evitar períodos de latencia excesivos.

Y no os cuento la experiencia de trasladar toda la plataforma al chino…

7. ¡Consejo final!

Simplificad todo lo más posible!, desde el pricing, a los tipos de producto, la funcionalidad ofrecida, los procesos. Internacionalizar ya incluye suficiente complejidad en sí misma, como para buscaros frentes de batalla adicionales.

Os deseo mucha suerte en la internacionalización de vuestros proyectos! Necesitamos exportar nuestra tecnología al mundo, así que ¡¡a viajar!!

Cómo hacer presentaciones en 3 pasos

La mayoría de las presentaciones son aburridas. Así que como estamos hasta el moño de ver diapositiva tras diapositiva repleta de texto, nos gustaría mostrarte que existe otra forma de entender las presentaciones y conectar con tu audiencia, en solo tres pasos.

Paso 1: El mapa mental

Aléjate del ordenador, toma una hoja de papel grande y empieza con el mapa mental . Coloca en el centro del papel el título de tu charla: no tiene por qué ser el definitivo, es solo para centrarte en lo que vas a contar: ¿Por qué está ahí tu audiencia?

Coloca estas tres ideas alrededor del título asignado a la charla: situación actual, problema y solución y desarróllalas: apunta las ideas que se te ocurran en la pizarra y ve uniendo con flechas los diferentes conceptos. Adapta el contenido a tu audiencia y al tiempo disponible el día de la charla.

Paso 2: El mensaje y la historia

Toda esa información plasmada en la pizarra debe poder sintetizarse en una frase: el mensaje. Es esa única cosa que quieres que tu audiencia recuerde tras asistir a tu charla.
El siguiente paso es envolverlo con una historia. Las personas recordamos mucho mejor las cosas si hay un hilo conductor que une los fragmentos de información. Afortunadamente, ya hemos dado los primeros pasos para que nuestra presentación sea una historia, ya que consta de introducción, nudo y desenlace: las tres partes que pusimos en el mapa mental y que hemos llamado situación actual, problema y solución.

Paso 3: Las diapositivas

Antes de encender el ordenador y ponerte con las diapositivas, es necesario trabajar en tu storyboard. Coge unos postits e imagina que cada uno de ellos es una diapositiva. En ellos, escribe los siguientes títulos:

  1. Título y autor. Un título impactante para que el público asista a nuestra charla. Coge el título del mapa mental y conviértelo en la versión definitiva.
  2. Situación actual. En la parte trasera del postit escribe el esquema del texto que deberías exponer mientras esa diapositiva aparece en pantalla.
  3. Problema. Procede igual que en la anterior.
  4. Solución. Igual que en las dos diapositivas anteriores, centrándote en beneficios, no en características. ¿Qué es útil para mi audiencia? ¿Qué es lo que necesitan?
  5. Resumen y llamada a la acción. En esta diapositiva debe aparecer tu mensaje, el nombre de tu solución y no olvides decir qué es lo que tiene que hacer la audiencia a continuación.

El siguiente paso es dibujar en los postits una imagen que refuerce la información que quieres transmitir. Evita dibujar lo que pone el texto de la diapositiva: se trata de reforzar lo que dices con una imagen que transmita emoción.

Ahora, enciende el ordenador para trasladar la información contenida en esos postits a diapositivas.

Usa una plantilla similar a la siguiente, que te permitirá alinear textos e imágenes, consiguiendo regularidad a lo largo de tu presentación.

Recuerda que además de las diapositivas, tendrás que preparar documentación para entregar a tu audiencia al final de tu presentación. Las diapositivas son el refuerzo visual para tu discurso, mientras que la documentación es lo que la audiencia puede usar para profundizar en lo que has contado.

¿Preparado? ¡Pues manos a la obra!
Más información en www.PresentacionesArtesanas.com

El síndrome de la empresa adolescente

Cuando uno es adolescente, lo que quiere es que todo el mundo te quiera. Luego, con el paso del tiempo, uno aprende que hay gente que te quiere y otra que no, y no pasa nada. Es más, es algo bueno.

En las empresas que empiezan suele ocurrir un poco lo mismo.

Cuando le preguntas al empresario a quién quiere ofrecer sus productos, normalmente dice “a todos”. Observen la similitud con lo que manifiesta un adolescente.

El síndrome va más allá, ya que, además de querer que todos me quieran, las empresas ejercen una especie de apostolado, en el se esforzarán por “ofrecer un producto o servicio de calidad”. Es decir, que todos piensen que soy “un tipo guay”. Obviamente, el producto o servicio de calidad es el que “él” considera que debe ofrecer, y, por lo tanto, los clientes valorar y comprar.

Lo que ocurre es que la empresa confunde dos conceptos, el concepto de cliente, el que me compra, y el concepto de público objetivo, al que dirijo mi actividad comercial.

NO TODOS PUEDEN SER PÚBLICOS OBJETIVOS, PERO SÍ TODOS PUEDEN SER CLIENTES.

Las decisiones y acciones de marketing deben de dirigirse a los públicos objetivos, no a los clientes.

No puedes tomar decisiones de marketing sobre el producto, el precio, la promoción/publicidad/relaciones públicas y distribución comercial, sin tener presente a quién te diriges.

Por poner un ejemplo extremo, no es lo mismo para una bodega de la Ribera de Duero vender enoturismo a millonarios rusos, que vienen en vuelo chárter, que a grupos de jubilados de la región. Si lo piensa un poco, los vinos a ofrecer serían diferentes, el precio sería otro, la publicidad, mensaje y canales utilizados no coincidirían y la forma de distribución comercial diferirían.

Si quieres dar un producto de “calidad” es imprescindible saber al menos a quién se lo ofreces, ya que la calidad es algo subjetivo, “a mí esto me gusta, o no me gusta y,… ya está”.

Existen más parámetros a tener en cuenta que abordaremos en otros post y hablaremos de la a check list que deberíamos hacernos como empresa para poder posteriormente hacer marketing dirigido a nuestros públicos objetivos.